lunes, 7 de abril de 2008

Ruta Monumental(SALAMANCA)

PUENTE ROMANO
Parte muy importante de la ciudad, puesto que forma parte del escudo heráldico de la ciudad desde el siglo XIII. Destacar otra escultura representativa de la ciudad que se encuentra en perfecta fusión con el puente, y es el famoso berraco, decapitado y trasladado de su ubicación habitual a la entrada del monumento. A la entrada del puente hay una escultura en bronce que nos muestra el Lazarillo de Tormes, acompañando al primer ciego al que sirvió. El puente es una parte activa de la famosa ruta de la Plata que unía Mérida y Astorga. Los 15 arcos más próximos a la ciudad son enteramente romanos, del año 89, y los restantes son añadidos posteriores, del siglo XVI.





HUERTO DE CALIXTO Y MELIBEA
Cruzando la verja de acceso al huerto nos encontraremos en el lugar en el que Fernando de Rojas situó los hechos de su archifamosa tragicomedia La Celestina. Se supone que aquí tuvo lugar el terrible desenlace de los dos enamorados. Es un precioso jardín que se sitúa sobre los restos de la antigua muralla de la ciudad, y desde el cual se divisa una magnífica panorámica de la orilla del Tormes.



CASA LIS
Con una preciosa vista desde el río Tormes, la casa fue construidda en 1905 con un marcado estilo modernista, con materiales muy característicos que son el hierro y el cristal. En su interior alberga el Museo Art Nouveau y Art-Déco y la Fundación de Manuel Ramos Andrade. Cuenta con amplias colecciones de muñecas de porcelana, de muebles, joyas,... Actualmente es el edificio de este tipo más visitado en la ciudad de Salamanca..


CATEDRAL VIEJA
Obra cumbre del romanico salmantino, su construcción comenzó en la cuarta década del siglo XII finalizándose las obras en el siglo XIII. Combina numerosos caracteres protogóticos, que no le hacen perder la unidada románica que prevalece por la reiciedumbre de sus muros, como la suavizada iluminación de us naves y el íntimo sosiego de sus espacios. Compueste por tres naves y tres ábsides semicirculares, con bóvedas de horno excepto la capilla mayor y las colaterales construídas con bóvedasa puntadas. En los pies del edificio original see rigió un pórtico con bóveda de medio cañón que queda hoy oculto por la fachada de la Catedral Nueva en el siglo XVIII. Destacan en su interior la soberbia calidad de la labra de sus capiteles, sus ornamentos y sus murales pictóricos. Merece mención especial el retablo presidido por la imagen de la Virgen de la Vega como patrona de la ciudad (s.XII): entronizada, hierática y con el niño en el regazo., lleva el núcleo de madera recubierto con placas de bronce sobre dorado salvo la cara y las manos que son de bronce fundido.





CATEDRAL NUEVA
La construcción de ésta responde a un proyecto del cabildo de la ciudad (principios del siglo XVI) que, en su origen, proyectaba derribar la vieja para colocar en su lugar la nueva pero finalmente este criterio no prevaleció. Obra de diferentes maestros entre ellos Gil de Hontañón, Rodrigo y posteriormente en 1963 el maestro Sagarvinaga que modificó y arregló los desperfectos ocasionados por el terremoto de Lisboa en el cimborrio y la Torre de la campanas. Su interior destaca por su elegancia, armonía y el equilibrio que le aporta los dieciséis esbeltos pilares fasciculados, los setenta y dos vanos que perforan los muros y que la dotan de gran luminosidad. Destacar especialmente la sillería del coro, proyectada por Joaquín Churriguera y ejecutada por su hermano Alberto, los órganos (los de la derecha del siglo XVI y los de la izquierda de siglo XVIII). Entre las capillas del lado de la epístola, cabe resaltar la Capilla Dorada o de Todos los Santos, por las ciento diez representaciones escultóricos que de éstos hay en repisas y paredes.




PALACIO DE ANAYA
Construido sobre terrenos que en parte ocupaban la iglesia de San Bartolomé, siguiendo los planos del arquitectos José de Hermosilla y Sandoval y construida Juan de Sagarvinaga. Su fachada principal de influencia italiana presenta un pórtico clásico de fustes lisos de casi once metros de altura, rematadas con capiteles de guirnaldas que soportan un frontón triangular liso, con óculo central. Guarda un patio de dos plantas que combina arenisca y granito, formado por dieciséis columnas monolíticas de orden toscano, que producen una gran sensación de espaciosidad y solemnidad. Tres arcos de medio punto parten de este patio hacia la planta alta, donde destaca el aula magna que guarda medalones en madera tallados por Isidro Celaya en 1862.


LA UNIVERSIDAD
Fachada plateresca finalizada en la primera mitad del siglo XVI y presidida por un gran medallón de los Reyes Católicos. Esta fachada constituye un libro abierto o tapiz en el que encontraremos numerosos elementos de marcado carácter simbólico de le época y la sociedad de su tiempo. Tras admirara su fantástica belleza y buscar la famoso rana de la suerte no debemos dejar pasar la oportunidad de entrar y contemplar el amplio zaguán, el bello claustro y las aulas de Dorado, Montero y Miguel de Unamuno. Tampoco debe el visitante dejar pasar la posibilidad de contemplar el aula de Fray Luis de León que se conserva tal y como era en los tiempos de tan ilustre profesor. Destaca igualmente el Paraninfo, escenario de aperturas de cursos, ceremonias de investiduras de doctores y otros actos relevantes de la vida universitaria. Por último y como colofón a la visita una de la joyas de esta histórica ciudad, la Biblioteca de la Universidad.





Clerecía y Universidad Pontificia
Conocido también cono el Real Colegio del Espíritu Santo, el conjunto monumental es inmenso, durando su construcción casi dos siglos, debido en gran parte a las escasas y tardías aportaciones económicas de Margarita de Austria. Su enorme fachada destaca por su llamativo adornamiento barroco. El conjunto arquitectónico consta de claustro, colegio e iglesia, y una residencia de los Jesuitas. Comenzó a construirse por la iglesia, en 1617, y en dicha construcción intervinieron gran cantidad de arquitectos, a destacar Juan de Mora y Andrés García Quiñones. Destaca su gran cúpula sobre el crucero, de altura superior a 50 metros, que ha tenido a lo largo de la historia problemas de estabilidad, y ha sufrido múltiples restauraciones. Las obras realizadas por Quiñones son las dos torres y la espadaña, y además adorna la fachada con multitud de estatuas con sentido religioso. El interior de la Iglesia guarda hermosos retablos.



CASA DE LAS CONCHAS
Debe su nombre a las más de 300 conchas que recubren su fachada, y se considera esta mansión como la muestra arquitectónica más representativa de la época de los Reyes Católicos. Comienza su construcción durante el siglo XV, en terrenos de Arias Maldonado, con el fin de servir para los nobles sus enlaces matrimoniales con los Pimentel. Forma un conjunto muy bello y equilibrado, pese a que la puerta principal se encuentra descentrada. Destaca los diseños góticos de las ventanas, y los efectos de luz y contrastes que dejan sus conchas. La mala racha del Palacio viene en el siglo XVIII, con significativos desplomes y agrietamientos, y la posterior restauración en 1722 hecha por Simón Gavilán no pudo evitar que se suprimieran conchas de la parte alta del edificio, que fueron sustituidas por unas bastas ventanas cuadradas. También cabe destacar su maravilloso patio de dos plantas en el interior. En la actualidad el edificio alberga una gran biblioteca pública, y una oficina de información. Por último reseñar que hay quién piensa que sigue habiendo un tesoro bajo una de las conchas..



IGLESIA DE LA PURÍSIMA
Obra realizada por orden del conde de Monterrey, D. Manuel de Fonseca y Zúñiga, a mediados del siglo XVII. Es una iglesia de marcado estilo barroco, con planta de cruz y capillas a los lados. La fachada de la iglesia, como el resto del edificio, tiene gran influencia italiana. En los retablos cuenta con grandes aportaciones escultóricas y pictóricas también influidas por el italianismo. El púlpito está hecho en mármol de distintos colores. A reseñar la excesiva presencia del escudo de Monterrey en el interior del edificio.




CASA DE LAS MUERTES
Casa de exquisita fachada, cuyo nombre puede ser debido a las cuatro calaveras que encontramos bajo los pedestales de las ventanas. El escudo situado sobre la puerta representa a los Alava o Ibarra, que posiblemente ordenaron construir la casa. Además hay gran cantidad de medallones repartidos por la fachada. Todo una buena muestra del plateresco salmantino.


CONVENTO DE LAS ÚRSULAS

Se encuentra junto al campo de San Francisco. Fue fundado en 1512 por el Arzobispo D. Alonso de Fonseca. Cuenta con una iglesia de una sola nave, de estilo gótico, donde se halla un grandioso sepulcro de mármol de estilo renacentista. Destacan los coros por su artesonado, el superior y sobre todo el coro bajo, donde se sitúa un pequeño museo. En la vista exterior destaca la cabecera poligonal con contrafuertes, rematada superiormente por una puntilla de estilo gótico y un tejadillo.

Palacio Monterrey

Al final de la Calle Prior se encuentra este Palacio, mandado construir por el tercer conde de Monterrey, Alonso de Acevedo y Zúñiga, bajo la inspección de Rodrigo Gil de Hontañón en el año 1539. A pesar de la grandeza del edificio, lo existente es tan sólo la cuarta parte del gran rectángulo que pudo y debió ser, puesto que únicamente se construyó una de sus alas.
Son únicas en su estilo las dos torres y las tres chimeneas, que presentan blasones heráldicos pertenecientes a los linajes de Fonseca, Acevedo, Sotomayor y Ulloa Castro entre otros. Sirve en la actualidad como residencia ocasional de los duques de Alba.


2 comentarios:

La DobleM del motor. dijo...

preciosos lugares de salamanca nos muestras,menuda tentacion ahora que se acerca el buen tiempo,de paso te invito a entrar en mi blog y devolverme el comentario,suerte con tu blog.

Anónimo dijo...

Soy una salmantina enamorada de esta ciudad y me alegro que te guste tanto como a mi.Solo hacerte una pequeña corrección, las fotos que has puesto de la Catedral Vieja no se corresponden, son del alzado Sur de la Catedral Nueva. De todas formas me alegra encontrar sitios de tanto interes como tu blog, gracias.
Un saludo.