lunes, 2 de noviembre de 2009

Mahamud (Burgos)2ªVisita

El nombre suena a mozarabe, seguramente sus repobladores en el siglo X. Desde finales del siglo XI (1075) pasó a pertenecer al obispado de Burgos. Siempre estuvo ligado a la Corona, salvo excepciones; al ser donado por Juan I al monasterio de Santa María de Nájera o su venta al Duque de Lerma.

La villa de Mahamud está enclavada geográficamente al NO de Burgos capital, de la que dista 32 Km., en la gran meseta del fertil Campo de Muñó.

Iglesia de San Miguel

En el centro de la plaza mayor de Mahamud se localiza la iglesia de San Miguel, construcción del siglo XIII con destacables añadidos posteriores, como la cabecera del siglo XVI o la portada barroca del XVIII. La iglesia se divide en tres naves, siendo la central muy esbelta. Posee un púlpito de gusto mudéjar de finales del gótico.

De época tardorrománica conserva sólo la pila bautismal y una columna con un capitel decorado con bolas, que se adosa a uno de los pilares del lado sur del transepto. La pila bautismal, procedente de la ermita de San Andrés, se localiza en una capilla adyacente a la nave de la epístola. Consta de una basa plana, una copa semiesférica con una cenefa vegetal y una serie de figuras en la mitad inferior. Puede fecharse a finales del siglo XII o principios del XIII.

En la misma Edad Media se realizaron también otras obras, entre las que destaca un sepulcro de madera con tablas en las que se representan escenas funerarias que incluyen el llanto por el difunto y las plañideras. En la actualidad se expone en el Museo de Arte de Cataluña.

Lo más notable del arte conservado en el templo es el retablo mayor, gran conjunto protorromanista ejecutado por Domingo de Amberes en los años 1566-77, dorado y policromado por el pintor Juan de Cea. La iglesia es un auténtico museo del retablo, puesto que existen hasta diezobras de este género pertenecientes a distintas épocas. Cabe mencionar, entre otros, el retablo plateresco de San Juan, construido por orden de la familia Quintanadueñas, los retablos renacentistas de Santiago y San Martín y los interesantes retablos barrocos situados en las columnas del crucero.

1 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Una serie fantastica,con un tratamiento magnifico,coloresllenos de belleza...un lugar para visitar y disfrutar.

Besos