sábado, 20 de marzo de 2010

Cogolludo(Guadalajara)

Localidad que se asienta entre La Sierra, La Campiña y La Alcarria, en la provincia de Guadalajara, en un montículo de fuerte pendiente, en el extremo oriental de un lomo dominando el valle del Henares. Debe su nombre a la forma apiñada o de cogollo de sus casas más antiguas y lo forman el municipio las villas de Aleas, Beleña de Sorbe, Torrebeleña y la aldea de Veguilla.

Se trata de una villa monumental cuyo asentamiento configura un abigarrado casco histórico formado por numerosas calles estrechas y empinadas que se apiñan alrededor del pequeño cerro del antiguo castillo, del que partían las murallas que rodeaban por completo la villa.


Palacio de los Duques de Medinaceli

El palacio de los Duques de Medinaceli o palacio Ducal de Cogolludo es un palacio renacentista.
Fue comenzado a construir entre los años 1492-1495 y finalizado en 1502.

Fue mandado construir por la familia de Mendoza y es el primero que rompe con la anterior tipología (protorrenacentista) concibiéndose como un edificio puramente renacentista. Encargado por Luis de la Cerda y Mendoza para la hija de Rodrigo Díaz de Vivar y Mendoza, llamada Leonor y casada con Rodrigo de Mendoza, fue diseñado por Lorenzo Vázquez de Segovia.

El palacio se encuentra en la plaza del pueblo, dando un carácter emblemático a la plaza.

CASTILLO

Las ruinas del castillo de Cogolludo están situadas en la parte más alta del pueblo y desde ellas se pueden divisar las vistas más singulares: buena parte de las terrazas del río Henares y los cerros testigos de Hita y La Muela.

Fue construido en el XI sobre otra construcción musulmana anterior. En el año 1176 Alfonso VIII lo entregó a la Orden de Calatrava, que inmediatamente cercó la villa con una imponente muralla y mejoró el castillo. Fue nuevamente reparado en el siglo XIV y parcialmente destruido en el siglo XIX (1811).

Hoy solo queda un recinto central de altos y fuertes muros, con cubos cilíndricos en las esquinas. Alrededor de este recinto se encuentra el patio de armas, rodeado por una muralla más baja y un foso en el exterior.

Iglesia de Santa María

Lo más llamativo de la iglesia por fuera es su campanario. Éste se divide en cuatro molduras que se van haciendo más pequeñas según se asciende. Las dos primeras molduras, empezando por abajo, son de sillarejo, en las que podemos observar dos ventanales que dan al exterior. Las dos últimas son de sillería y se pueden ver las troneras -ventanales que dan al exterior que acaban arco de medio punto, dos en cada cara-. En la parte más superior se encuentran las campanas, actualmente tres.

La torre se ensalza con un capitel (parte superior de la columna) de madera cubierto por pizarra y plomo, y en lo más alto una gran cruz sobre una bola con su veleta. El exterior de la iglesia se sujeta por varios contrafuertes repartidos por todo el perímetro.

1 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Otro lugar con mucha belleza, que nos muestras con todo lujo de detalles.

Besos